11 diciembre, 2013. Marina1 Comentario

Cupcakes de chocolate y merengue. Y curso de cupcakes

¡Buenas tardes señorit@s!

Antes de todo, quiero deciros que hace muchísimo que no publico y por eso os quiero pedir MIL PERDONES, entre encargos reposteros y lios se me ha pasado el tiempo volando y ya estamos en la PRE-navidad ¡¡Es una locura!!

Ahora sí, os traigo una receta que hice hace poquito y son unos ”cupcakes de chocolate y merengue” que preparé para que mi novio se llevará al trabajo y así celebrar con sus compañeros su cumpleaños. Por lo que me ha dicho, fueron un éxito, de hecho quería guardarse dos para merendar al día siguiente y le desaparecieron… de manera muy sospechosa!jajaja.

Pero antes de eso quiero dar las gracias a todas las chicas que han venido a mis cursos de cupcakes y cakepops. Me lo paso genial con todas vosotras. ¡GRACIAS! ¡GRACIAS! ¡GRACIAS!

Aquí os dejo una foto ( mil gracias a Juan Carlos Fernández)

CURSO CUPCAKES

 

CUPCAKES DE CHOCOLATE Y MERENGUE

DSC_0318_1

DSC_0322_1

Ahora sí, la receta!

La base de estos cupcakes es de nuestra receta de Choco-Vainilla Cupcakes de Pascua. ¡QUÉ  ME ENCANTAA!

Para el Fostring realicé un merengue receta de mi madre.¡¡La buena buena!!

Ingredientes

  • 4 claras de huevo
  • 175 gr de azúcar glassé

Ponemos en nuestra batidora de varillas las 4 claras y batimos a velocidad media-alta hasta que empiezan a blanquear ponemos la mitad de nuestro azúcar glassé y batimos durante 10 minutos, justo después ponemos la otra mitad del azúcar y seguimos batiendo hasta que las claras lleguen a “punto de nieve”. Recordad para comprobar si nuestras claras están bien montadas no se tienen que mover  si giramos  nuestro bol.

El siguiente paso lo llevamos a cabo cuando nuestras bases para cupcakes estén horneadas y bien frías, por lo que después de sacarlas del horno debemos dejarlas enfriar en una rejilla.

Cuando tenemos nuestras bases listas, con una manga pastelera y una boquilla redonda decoramos nuestros cupcakes con el merengue. El movimiento es de fuera hacía dentro, realizando círculos.

¡EL PUNTO DE GRACIA! Con un soplete de cocina pasamos por encima del merengue a una distancia de aproximadamente dos centímetros. Queremos dorarlos un poco, no que nos queden morenitos!

Son unos cupcakes que quedan muy bonitos y para los amantes del merengue son perfectos. Os animo a hacerlos y a contarnos después todo, todito, todo!!

Nos podéis seguir en nuestro facebook y twitter todas las actualizaciones y noticias de Dulces Horas.