22 septiembre, 2012. Patricia7 Comentarios

Cupcakes de Mojito y un libro genial

¡Bonjour amig@s! Sí… lo sé, me he tomado unas vacaciones blogueras demasiado largas, el nuevo trabajo con nuevo horario y el calor abrasador que hemos sufrido este verano ha hecho que me mantuviera alejada del horno y de mi queridísima cocina. Pero no os preocupéis, ¡ya estoy de vuelta!, tengo en mente un montón de recetas que seguro disfrutaréis. Además el mes que viene me voy diez días a New York y espero traerme un montón de historias, libros de recetas e ingredientes que compartiré con vosotros. Para inaugurar esta nueva temporada del blog os traigo unos cupcakes de mojito y una recomendación literaria.

¿Qué os parecen? están riquísimos, y son un buen acompañante o alternativa a la Tarta de Mojito que hice hace unos meses. La idea la saqué del libro “Sprinkle with Murder” de Jenn Mckinlay, el libro trata sobre un par de amigas que deciden montar una bakery especializada en cupcakes y se ven envueltas en algún que otro misterio que resolver, que siempre está relacionado con el dulce. El libro fue bestseller del New York Times y ha tenido tanto éxito que han sacado ya tres libros más, “Buttercream Bump Off”, “Death by the Dozen” y “Red Velvet Revenge”, los títulos son buenísimos y los libros se leen facilísimos. Encontraréis romance, misterio y cupcakes, ¿qué más se puede pedir?. Al final de cada libro te ponen un listado de recetas de cupcakes que se han mencionado en el libro y allí fue donde vi estos cupcakes de mojito.

Y ya sin más, os dejo con la receta que he sacado del blog Browneyedbaker.

INGREDIENTES (para 12 cupcakes):

Para la base:

  • 120 ml. de buttermilk (ya sabéis que si no tenéis podéis ponerle unas gotitas de vinagre a la leche normal y dejar reposar unos minutos)
  • 50 gr. de hojas de menta
  • 210 gr. de harina normal
  • 1 cucharilla y media de levadura química tipo Royal
  • una pizca de sal
  • 100 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 190 gr. de azúcar
  • 2 huevos a temperatura ambiente
  • el zumo y la ralladura de dos limas
  • 30 ml. de ron blanco
  • 1 cucharilla de extracto de vainilla

Almíbar:

  • 30 ml de ron blanco
  • 2 hojas de menta

Frosting:

  • 300 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 500 gr de azúcar glass
  • 25 ml de zumo de lima
  • 30 ml de ron blanco

PREPARACIÓN:

Comenzaremos precalentando el horno a 180 grados. En un cazo pondremos la buttermilk con las hojas de menta, calentaremos hasta que hierva, retirar rápidamente y dejar reposar con la tapa durante 15-20 min. Después, colar la buttermil, aplastando las hojas de menta.

Pondremos nuestros moldes de papel sobre nuestra bandeja de hornear para cupcakes y reservaremos.

Para la base, combinaremos la mantequilla y el azúcar con nuestra batidora a media velocidad hasta que la mezcla blanquee. En otro bol, mezclaremos la harina, el polvo de hornear y la sal.

Ahora añadiremos los huevos de uno en uno a la mezcla de mantequilla, esperando a que se integre uno hasta poder poner el otro. Añadiremos el extracto de vainilla, el zumo y la ralladura de lima. Mezclaremos bien, parecerá que la mezcla se ha cortado pero no os preocupéis.

Añadiremos ahora la harina, y mezclaremos a velocidad baja sólo hasta que todo esté incorporado, podemos finalizar utilizándola una espátula para que la mezcla no baje. Ahora repartiremos en nuestros moldes y hornearemos durante unos 20-25 minuto.

Mientras los cupcakes se hornean, haremos nuestro almíbar (aunque no es un almíbar ya que no lleva azúcar jeje). Calentaremos el ron y la menta, cuando veamos que hierva lo retiramos inmediatamente. Sacamos y dejamos reposar con la tapa puesta.

Sacaremos los cupcakes del horno, dejaremos enfriar cinco minutos y bañaremos con nuestro pseudo-almbíbar jeje. Dejaremos enfriar completamente.

Para el frosting, batiremos a velocidad media la mantequilla durante cinco minutos. Reduciremos la velocidad y añadiremos gradualmente el azúcar glass, cuando hayamos añadido toto el azúcar batiremos medio minuto más. Añadiremos el zumo de lima y el ron, batiremos hasta que quede una mezcla bien cremosa y esponjosa. Si véis que no queda lo suficientemente firme, añadid más azúcar (¡vivan las calorias! jejeje).

Por último, con la ayuda de una manga pastelera y en mi caso, la boquilla 1m de Willton, le pondremos el frosting y decoraremos con un medio gajo de lima  unas hojas de menta.

 

 

 

 

 

 


Comparte esta receta:


Otras recetas que quizá puedan interesarte:
7 Comentarios en Cupcakes de Mojito y un libro genial

Contestar

  

  

  

Current ye@r *


Otras recetas que quizá puedan interesarte:

ING Cuenta Naranja