25 noviembre, 2010. Patricia7 Comentarios

Pastel Invertido de Piña y Canela – Reto de Noviembre Whole Kitchen

Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Noviembre nos invita a preparar todo un Pastel Invertido

Hola amig@s, aquí os dejo con la propuesta dulces de Whole Kitchen para este mes. Yo he variado la receta añadiendo una cucharadita de canela al bizcocho y el resultado es espectacular, si olierais el olorcito que salía del horno: una mezcla de caramelo, piña y canela mmmmm.

Uno de los más tradicionales es el invertido de piña, muy popular en los años 20 en Estados Unidos, debido a que la piña en conserva estaba muy de moda en aquellos años, y fue precisamente en 1920 cuando apareció por primera vez una receta de este delicioso pastel.

La piña en conserva se encontraba a un precio muy bajo y las recetas en torno a ella no dejaban de sucederse, pero este pastel se hizo tan popular que cuando una de las compañías más populares envasadora de piñas en Estados Unidos organizó un concurso de recetas, recibió más de 2500 recetas de este pastel mismo pastel.

Hoy en día podemos encontrarnos muchas versiones de él, con distintas frutas y distintos tipos de masas.

Es un pastel que tienen muchas posibilidades y que lo podemos adaptar a los gustos de cada uno de nosotros, tanto en el topping, como en el relleno de la masa, que también podemos hacerla de chocolate, con algún que otro sabor, especias, teñir la masa, etc.

También el modo de presentación puede cambiar y podemos optar por las versiones individuales.

INGREDIENTES:

Para el topping o cubierta:

  • 60 gr. de mantequilla
  • 80 gr. de azúcar blanca
  • 80 gr. de azúcar morena
  • 550 gr. de piña en almibar *
  • cerezas en almíbar para decorar

Para el bizcocho:

  • 195 gr. de harina de repostería
  • 2 cdtas. de levadura en polvo
  • 1/4 cdta. de sal
  • 120 gr. de mantequilla
  • 200 gr. de azúcar
  • 1 cdta. de extracto de vainilla
  • 2 huevos
  • 120 ml. de leche

 

PREPARACIÓN:

Colocamos los dos tipos de azúcar y la mantequilla en una cacerola pequeña y lo cocinamos a fuego medio durante hasta que todo se haya disuelto y adquiera una textura homogénea. Seguidamente lo dejamos cocer un poco más hasta que veamos que el azúcar empieza a caramelizar, unos minutos.

Seguidamente retiramos del fuego y lo vertimos sobre el molde que vayamos a utilizar, el cual previamente habremos engrasado, colocamos encima los trozos de piña y las cerezas en el centro, o cualquier otra fruta que vayamos a utilizar, y reservamos.

Vertimos nuestra masa sobre el molde, alisamos la parte superior y la horneamos durante 50 minutos aproximadamente, o hasta que pinchemos nuestro pastel y veamos que nuestro palito sale limpio.

Una vez tengamos nuestro pastel horneado, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar dentro del molde, unos 10 minutos. Seguidamente lo desmoldamos y lo dejamos enfriar por completo.

* Hay que secarla muy bien y retirar el máximo posible de líquido, para que no humedezca el pastel en exceso.


Comparte esta receta:


Otras recetas que quizá puedan interesarte:
7 Comentarios en Pastel Invertido de Piña y Canela – Reto de Noviembre Whole Kitchen

Contestar

  

  

  

Current ye@r *


Otras recetas que quizá puedan interesarte:

ING Cuenta Naranja